30 de abril de 2012

ORÍGENES DE LAS JUVENTUDES SOCIALISTAS DE MELILLA (I)




Una colaboración de Miguel Ángel Roldán Guijarro y Francisco Narváez López para "El Popular de Melilla"



Reconstituido el PSOE en Melilla en mayo de 1930, tras la represión sufrida por la Agrupación Socialista de Melilla en 1919 y el largo periodo de la dictadura de Primo de Rivera, a primeros de mayo de 1931 se plasmaba la idea de la organización socialista de constituir también en nuestra ciudad las Juventudes Socialistas. En eso años, el movimiento socialista español se asentaba sobre la base de tres organizaciones de lucha, el PSOE, la UGT y las Juventudes Socialistas, de modo que una de las prioridades que se macaron los dirigentes socialistas, tras la creación de la Federación Local del Trabajo (UGT) y la Agrupación Socialista de Melilla,  fue la de poner en marcha la organización juvenil.

Así, tras las primeras reuniones mantenidas a principios de 1931, en el mes de mayo se forma la Comisión Gestora encargada de su constitución, que estuvo formada por Luis Bonell Oliva[i], Aurelio Rutllant Basset[ii], Juan Ortuño Marín[iii], Miguel Rojas[iv], Francisco Tarragó Ramírez, Antonio Calatayud Agazo y José Levy Cohen[v].

Tras la primera reunión la Comisión Gestora acuerda sacar a la luz pública un manifiesto dirigido a los jóvenes de Melilla que reproducimos más adelante, así como la redacción de los Estatutos.

El primer acto público de las Juventudes Socialistas de Melilla sería el 1º de mayo de 1931, donde, tras terminar la manifestación en la calle Castelar, junto a Antonio Díez Martín,  Antonio Acuña y Rafael Fenoy, el Presidente de las JJSS, Luis Bonell Oliva  se dirigió a los presentes (disponible el discurso íntegro de su intervención)

Días más tarde, el 9 de mayo de 1931, con la asistencia de más de cien afiliados y bajo la presidencia de Luis Bonell Oliva se reunían en la Casa del Pueblo los jóvenes socialistas para constituir la organización en Melilla.

Intervino en primer lugar, Francisco Tarrago Ramírez, quien tras  explicar el motivo de la convocatoria y presentar el Orden del Día, cedió la palabra a Luis Bonell quien con un vibrante discurso animó a los jóvenes socialistas a trabajar por la causas de los trabajadores, finalizando con una exposición de los fines de las juventudes socialistas.

A continuación intervino Juan Ortuño Marín, quien resaltó la importancia del acto, la necesidad de la unión de todos los jóvenes en la lucha por la implantación del socialismo y lograr que España se incorporara a  la democracia europea, de la que tanto tiempo había estado separada.

Seguidamente, Antonio Calatayud Agazo, dio lectura a los estatutos que fueron aprobados.

Tras unas nuevas palabras de Luis Bonell, la Asamblea ratificó la confianza en la Comisión.

A continuación intervino Antonio Díez Martín, quién tras un elocuente discurso, recomendó a los jóvenes socialistas que se entregaran con abnegación y espíritu de sacrificio a la tarea encomendada.

Unos días después, el 23 de mayo de 1931, a las 9 de la noche y en la sede social, López Moreno, 6, se reunían nuevamente en Asamblea Ordinaria para proceder a la elección del Comité Directivo.

Declarada abierta la sesión Luis Bonell dio cuenta de la gestión realizada por la Comisión Gestora y de las entrevistas celebradas con los dirigentes de las Juventudes Socialistas de Málaga y la Federación Nacional de Juventudes Socialistas.

Luego se procedió a elegir del Comité Directivo, resultando proclamados los siguientes afiliados:

Presidente: Luis Bonell Oliva
Vicepresidente: Antonio Jurado Pareja
Secretario general-cordinador: Antonio Calatayud Agazo
Secretario de actas: Luis Rafael Melgares
Bibliotecario: Juan Ortuño Marín
Tesorero: Francisco Tarragó Ramírez
Vocales: Primero, Aurelio Rullant Bassets; idem segundo, Diego Cortés Rosales; e idem tercero, Manuel Jiménez Huesa

Mesa de discusión.- Presidente; Salomón Zrihen Benchimol; Vicepresidente, Antonio Zurita Muñoz: Secretario primero, Marcelino Martín Villasclaras; y Secretario segundo; Manuel Tárrago Ramírez.

Comisión Revisora de Cuentas; José Levy Cohen, Luis  Navarro y Gastón Benarroch.

Terminó la sesión con la intervención de Juan Ortuño Marín quién  expresó las aspiraciones de los jóvenes socialistas, reclamando de los afiliados que se entregaran al trabajo de dar a conocer a la sociedad  los ideales de los jóvenes socialistas.  (Continuará)

NOTA 1: Se reproduce como notas a pie de página los distintos expedientes incoados contra los fundadores de las Juventudes Socialistas tras el golpe de Estado de 1936.
NOTA 2: Tanto en la Comisión Gestora como en la primera Junta Directiva aparece el nombre de Francisco Tarrago Ramírez quien poco después acabaría siendo un activo militante de la CNT, para posteriormente abandonar la organización anarquista, En 1936, a pesar de ver como asesinaban a su hermano Manuel, era un entusiasta defensor de las acciones de los fascistas melillenses y un activo propagandista de la causa golpista.
NOTA 3. Se resaltan en negrita los nombres de los citados que fueron asesinados por los golpistas en 1936-1939.


Vista de la manifestación del 1º de mayo de 1931
entrando en la calle Castelar (Archivo: Rodán/Narváez)


El Presidente de las JJSS de Melilla, Luis Bonell 
en un momento de su intervención (Archivo: Roldán/Narváez)

MANIFIESTO DE LAS JUVENTUDES SOCIALISTAS DE MELILLA


Llegada ya felizmente la implantación de la República española, en cuyo advenimiento tan decisiva parte ha tomado el proletariado, las fuerzas socialistas, que tantas imposiciones han tenido que soportar de la extinta monarquía, se aprestan a dar a sus organizaciones el mayor desarrollo posible, al amparo de las libertades tan caramente conquistadas.

En la Agrupación Socialista de Melilla, la Juventud que sale hoy a la palestra viene a llenar un vacío, que si no se ha hecho sentir demasiado, ha sido por el entusiasmo, digno de los años mozos y de los ideales grandes, que sus asociados han desplegado hasta ahora.

Pero ocupados importantes elementos en cargos de responsabilidad, de trabajo y de administración del pueblo, forzosamente habría de resentirse su organización, si no nos alzáramos disciplinados y entusiastas los jóvenes socialistas melillenses, en defensa de nuestra bandera y nuestro programa.

Ello ha movido a un grupo de jóvenes decididos a llamar a cuantos sientan en sus almas la injusticia social, a cuantos sufran las consecuencias de la tiranía de un régimen capitalista, a cuantos con noble anhelo estén dispuesto a luchar por que sean efectivas, no de pura fórmula, las tres sagradas palabras de la revolución francesa: libertad, igualdad y fraternidad; libertad, porque no puede existir donde por los lazos económicos hay tiranos y esclavos; igualdad porque ella es un mito, mientras no exista en el orden económico; fraternidad; porque mal pueden llamarse hermanos, por mucha retórica que se les regale, los que sufran hambre y sed y los que se hartan en el banquete de la vida.

¿De qué habrá servido el sacrificio de millón y medio de obreros españoles, la sangre vertida, la prisión sufrida, si al lograr el establecimiento de la República continúan dejando las riendas del poder en quienes están dispuestos a todas las combinaciones, menos a dejar el gobierno en manos del proletario?

Queremos el gobierno del pueblo por el proletario, y a crear hombres capaces para él nos dedicaremos. Solamente cuando nuestros hermanos de intereses materiales y morales gobiernen, podremos llegar a la anulación de la lucha de clases mediante la unificación de las mismas.

Nuestra organización, nutrida por los más justos ideales humanos, sostenida por el empeño tenaz de jóvenes decididos, que quieren colocarse para su medro al amparo del poder, se sitúa francamente en la oposición, mientras la República española sea conservadora y burguesa.

Acostumbrados a las persecuciones, sostenidas antes para lograr la república, nos aprestamos ahora a seguir arrostrándolas de los elementos burgueses intransigentes, que en este régimen como en el anterior pospondrán siempre la justicia a sus propios intereses.

Ahora iremos viendo bajo la bandera tricolor, en franca camaradería, unidos por los intereses materiales, cuando no por compromisos anteriores, a los elementos que luchaban por una república burguesa, de explotación al obrero, y a los que entonces eran enemigos suyos, porque defendían sus intereses al amparo de la monarquía y que desde su caída son republicanos también, porque se escudan con el poder constituido.

Contra todos ellos nos alzamos valientes y fuertes los jóvenes socialistas.

¡Jóvenes obreros, si queréis luchar por la igualdad social venid a nuestra fila!.

¡Jóvenes empleados, si queréis luchar por la justicia y equidad social, uníos con nosotros!

¡Jóvenes todos, estudiantes, independientes, sin distinción alguna, si sentís en vosotros el ansia de la renovación total de un mundo carcomido y lleno de inmoralidades, acudid a nuestra organización!

¡Hoy, a las nueve y media de la noche, en el local de las Sociedades Obreras, Castelar, 89, constituiremos la Juventud Socialista!

No buscamos número, sino calidad.

Si no os sentís capaces de sacrificaros por el bien de vuestros hermanos, no vengáis.

¡Viva el Socialismo!

           





[i] Centro Documental de la Memoria Histórica. Fondo. Delegación Nacional de Servicios Documentales. Serie. Fichero general de la sección político-social.
[ii] Condenado a tres penas de muerte. Pendiente de concretar archivo y expediente. Estuvo en detenido en el campo de concentración de Zelúan.
[iii] Archivo: Archivo General de la Administración. Fondo: Ministerio de Educación Nacional. Serie: Expedientes de depuración de maestros nacionales. Signatura: 32/13094. Fecha de expediente: 1936-1942. Número de páginas del expediente. Tipología: Depurado. Observaciones: Falta: Oficio de remisión al Juzgado de 1967
[iv] Pendiente de buscar el segundo apellido para concretar archivo de represión.
[v] Centro Documental de la Memoria Histórica. Fondo. Delegación Nacional de Servicios Documentales. Serie. Fichero general de la sección político-social.

5 comentarios:

  1. Muchos de los que participaron en estos mítines, pertenecientes a las Juventudes socialistas fallecieron durante la guerra civilm fusilados o asesinados, pero el más importante y que aparece en varios mítines: El Presidente de las JJSS de Melilla Luis Bonell no aparece ni en Zeluán ni fusilado ¿que fue de este chico? logro escapar de Melilla como Francisco Pradal Gonzalez...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis Bonell Oliva abandonó las JJSS al ser expedientado en 1931, pero desconozco las causas. Se que militó en partidos republicanos, pero sin asumir responsabilidades. En el archivo de la Guerra Civil (PARES) se encuentra como fichado: Centro Documental de la Memoria Histórica. Fondo. Delegación Nacional de Servicios Documentales. Serie. Fichero general de la sección político-social.

      En 1941 aparece como admitido entre los aspirantes a la Cátedra de Griego de los Institutos de Enseñanzas Medias y excluido de los Oficiales provisionales. BOE 6-7-1941.

      Eliminar
    2. http://www.libreroonline.com/espana/editorial/luis-bonell-oliva-lobnel

      Por si fuera de tu interés:

      Eliminar
  2. me llamo joseph levy bensadon de Madrid quisiera saber sobre mis antepasados ya que mi abuelo paterno se llamaba jose levy y procedia
    de melilla!!! no se nada!!!!

    ResponderEliminar
  3. Necesitaría le segundo apellido, pues con ese nombre aparecen demasiadas personas. Perdón por el retraso en la respuesta.

    ResponderEliminar